jueves, 5 de junio de 2014

Running 1ª parte: IX CARRERA LA CAIXA 10K ZARAGOZA

En marzo de 2014 decidí retomar un deporte que hacía años no practicaba, el footing, ahora llamado running. Como consecuencia de ello, me he convertido en un "runner", leo sobre "zapas", busco APPS que me ayuden a correr, páginas web en las que busco ideas, consejos, relatos de otros runner. El mundo del running está de moda, y eso es un hecho. Hasta ahora salía alguna que otra tarde con la bicicleta a hacer kilómetros de carril bici por Zaragoza. Ahora me esfuerzo y me reto a mí mismo corriendo por calles y parques de Zaragoza, circuitos ya señalizados o caminos improvisados.
Cuando era pequeño participé en varias ocasiones en carreras populares, como la de Ibercaja o la de las Fiestas del Pilar. Aún guardo como recuerdo algunos de esos diplomas ganados con tanto esfuerzo. La semana pasada, sin ir más lejos, me llegó a las manos el dorsal nº13 que llevé en una carrera de medio fondo que corrí cuando aún iba a Salesianos.
Esos recuerdos de grandes esfuerzos, de correr y andar por las calles de Zaragoza en carreras que me parecían interminables, me han ayudado a tomar la decisión de presentarme como debutante en la Carrera 10K del próximo domingo 8 de Junio.

Para ella, me he ido preparando a base de pequeñas salidas por los alrededores. Al principio, cuando retomé esto de correr, me costaba mucho, corría el tiempo que duraba una canción del MP3, y descansaba andando otro tanto con la siguiente.
Poco a poco fui trotando, cansándome, pero probando cuánto podía durar sin parar. El comienzo fue duro. Me dolían las rodillas un montón. Necesitaba muchísima recuperación, con hielo, con rodilleras, untándome las rodillas con Bálsamo de Tigre de China. Descansaba unos días y corría otros. Y me enteré que en junio habría una carrera de 10 kilómetros. Parecía un reto inalcanzable, corriendo desde hacía tan sólo 2 meses. Pero llegó un día y no paré de correr hasta llegar a los 24 minutos. Paré unos minutos, y continué corriendo otros 26 minutos. Eso fue el comienzo del convencimiento de que podía llegar a correr cada vez más.
Los dolores continuaban en las rodillas, poco a poco, me daba cuenta que la pisada iba cambiando, y con ella, los dolores fueron disminuyendo. El peso de mi cuerpo fue bajando, y con ello, me sentí cada vez más ligero.
Comencé, tras consultar alguna que otra web deportiva, a trazar un plan de entrenamiento, de cara a poder llegar a terminar al menos, la carrera de 10kms de junio. Primero fueron 5kms, luego 7kms, y así hasta llegar a los 10kms. Cuando el primer día que conseguí terminar los 10kms, me paré, creía que mi corazón se iba a salir del pecho. Había ganado mucho también con los ejercicios de estiramientos, antes y después de cada entrenamiento. Eso ayudó también a que las rodillas me dolieran cada vez menos.
A falta de dos semanas para la carrera, cada vez me sentía más ligero y más rápido, los tiempos ayudaban, y la motivación fue subiendo con el transcurrir de los días.
Me faltan 3 días para la carrera, y sólo me quedan pequeñas salidas a trotar un poco, y esperar a que llegue el Domingo para disfrutar del mundo del running. El ambiente que se respira cuando corres por el Parque del Agua, o los alrededores, es increíble. La gente se motiva mucho, algunos los hay que se nota que corren para hacer buenos tiempos; pero los hay muchos, como yo, que se nos nota que tenemos ganas de conseguir el único reto de terminar la carrera. Vamos a nuestro ritmo, a trote lento, a trote medio, forzando un poco cuando nos vemos con fuerzas, y estirando como mejor sabemos.
El recorrido va a ser por San José y por el centro, partiendo del pabellón Príncipe Felipe (quizá haya que cambiarle el nombre ahora que será Rey de España), y terminando en el mismo punto de partida.

El perfil no parece muy duro, aunque hay un par de cuestas, en el túnel de Cesareo Alierta, que pasa por debajo de Camino Las Torres, que parece duro; pero lo veo con optimismo, porque en el circuito que me he ido entrenando del Parque del Agua, he tenido que sufrir varias cuestas a lo largo de los casi 10kms que presenta el circuito señalado con las flechitas azules. Mi objetivo: acabar la carrera, creo que lo lograré, el resto, el tiempo empleado, será todo un regalo.

El mundo del running también me ha hecho empezar a interesarme por el tipo de zapatillas o "zapas" como las llaman los runners. Yo llevaré unas sencillitas, que me compré en Inter Sport por menos de 50 euros. Son muy cómodas, de marca Nike, unas Retaliate II, de color verde, con detalles en verde fosforito.


En Decathlon me compré unos calcetines verdes a juego, y unas mallas de correr para ir lo más cómodo posible.



En cuanto a la camiseta, estoy barajando la posibilidad de llevar una que compré de color naranja, en el Lidl, que es transpirable y muy cómoda. Pero también está la opción de llevar la que me darán el 7 de junio en la reunión de dorsales, cuando me entreguen el chip para tomar los tiempos.



En la cabeza he estado llevando tanto gorras para el sol como un pañuelo tipo "pirata", y creo que me voy a decantar por éste último, me resulta más cómodo.

Y que no falten las gafas de sol, porque se prevé que el domingo que haga mucho calor, así que el sol está asegurado.
La carrera me costará más o menos 1 hora y 5 ó 6 minutos, todo lo que esté por debajo de ese tiempo, será puro esfuerzo y un premio para la moral.
Durante todas mis salidas a correr en solitario, me ha acompañado la música de mi MP3, así que durante la carrera también la llevaré conmigo, confiando en que me ayudará en conseguir mi objetivo de terminarla.

El sábado me quedan 5kms de trote suave y el domingo la carrera a las 9:00h. En la fiesta del deporte que se celebrará el 7 de junio, me apetece mucho respirar el clima de la carrera que ya está a la vuelta de la esquina.




Suerte a todos los runners.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas anteriores

Seguir por correo