martes, 14 de febrero de 2012

Irene y su Historia

Teníamos fecha de registro en mayo de 2007, en febrero ya habíamos decidido adoptar por segunda vez, en China, y habíamos enviado la solicitud. Conocíamos otra familia del colegio de Violeta, que tenían una niña china, y nos dijeron que era de Pasaje Verde. Nos informaron del proceso y de las condiciones, y no nos parecieron difíciles de asimilar. Cuando adoptamos a Violeta, ya habíamos barajado la posibilidad de adoptar por Pasaje Verde, una vía para adoptar a niños con Necesidades Especiales.

Esta vez, estábamos convencidos, y dimos el gran salto de la vía Ordinaria a Pasaje Verde. En febrero de 2008, nos pusimos a indagar sobre el Labio Leporino y Fisura Palatial. Navegamos por Internet, nos informamos, nos pusimos en contacto con la Clínica Tresserra de Barcelona, y poco a poco, se fue fraguando la idea de que la segunda adopción podría ser de una niña con estas características, aunque también podría haber sido un niño. En junio de 2008 recibimos la preasignación y dos fotos de Irene en blanco y negro, donde tan sólo se veía su labio, y su cuerpecito.


Aceptamos sin dudarlo y en julio de 2008 recibimos la preaceptación del Centro Chino de Adopciones. Fue cuando solicitamos más fotos de Dang Xiao Yu, que era su nombre chino. Las primeras fotos en color que vimos de ella, mostraban una niña muy buena, con varios pollitos en la mano, junto a un tronco de árbol cortado, parecía asustada. Fuimos investigando sobre el orfanato de Kaifeng, en Henan. Y en agosto de 2008 recibimos otras dos fotos de Irene, gracias a mi pericia con Anita y Ge Xiao Li, que trabajaba en el Orfanato de Kaifeng.


En estas fotos aparecía Irene junto a un coche, porque según había sabido Anita por parte de Ge Xiao Li, no se dejaba fotografiar, pero le encantaba este coche. Así que aprovecharon la ocasión cuando se puso junto a él, y gracias a esto, pudimos contemplar desde Cantabria, desde Quijas, las fotos de nuestra pequeña. Habíamos estado muy nerviosos, porque nos fuimos a una casa rural, con la incertidumbre de saber si tendríamos que volver a toda prisa para viajar a China.


Al mes siguiente, volvimos a recibir otras tres fotos de Irene, esta vez a las puertas de una casa, con una bolsa de chuches en sus manos. Ya quedaba muy poco para abrazarla y presentarle a su hermanita. Junto a estas fotos nos mandaron un informe en el que se decía que medía 85 centímetros de altura, pesaba 11 kg. y su pie medía 14 cms.



El 25 de septiembre de 2008 recibimos la Asignación y al mes siguiente ya conocíamos la fecha del viaje, sería para el 15 de noviembre. En Zhengzhou, capital de Henan, nos alojaríamos en el Hotel Sofitel, y en Beijing en el Hotel Holiday Inn Central Plaza.
Nos llevamos a Violeta y mi suegra a China, para ellas fue toda una experiencia. El 17 de noviembre de 2008, vimos por primera vez, en directo, a Irene, con su caramelo gigante, en forma de Chupachups, en su mano, agarrándose a él, sin soltarlo, y acompañada por una cuidadora del orfanato


La entrega fue dolorosa para ella, y emocionante para nosotros. En seguida comprendimos que iba a ser duro el apego, y que costaría un tiempo, porque ella ya tenía casi 3 añitos. Violeta cumplió en Beijing su cuatro años, sólo se iban a llevar 15 meses. Al día siguiente, Irene ya parecía más tranquila, y no se despegaba de Ana, y fueron transcurriendo los días, adaptándonos los unos a los otros.




Cuando llegamos a España fuimos a ver al Dr. Luis Tresserra que le operaría en cuatro ocasiones de su paladar y labio. En febrero de 2009 fue la primera operación, estabamos muy nerviosos de cómo saldría todo, pero fue genial, el doctor es un maestro en estas lides, y una muy buena persona. En marzo de 2010, le terminó de cerrar el doctor el paladar en una segunda intervención. Y en el año 2011, se sucedieron otras dos operaciones para arreglarle el labio, en mayo y en octubre.
Ahora está genial, recuperándose de la última operación, cicatrizando su labio, y a al espera del próximo paso: la ortodoncia. Pero esa será otra historia....


Por cierto, al año siguiente de llegar Irene a España, encontramos por Internet a la que había sido su hermanita en la familia de acogida en China, ahora vive en Nebraska junto a su familia. Irene la echaba mucho de menos, y durante un tiempo la nombraba, así como también llamaba a su "La La" su abuelita de acogida.

Entradas anteriores

Seguir por correo